Print Friendly and PDF

Diciembre 2009 en español

December 1, 2009

¿Por qué dudas?

Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: ¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste? Mateo 14:31

Comenzamos nuestro segundo término en Botswana con los Ministerios Globales, y estas palabras de Jesús a Pedro también me hablaron a mi pues en ocasiones me encontraba con dudas. ¿Estoy actuando de acuerdo al plan de Dios para mí? Aprender un nuevo idioma siempre es difícil. Aprender el idioma "setswana" (uno de los dos idiomas oficiales del país) ha sido particularmente difícil. El conocer el idioma "setswana" se ha convertido en una necesidad por el hecho de que he sido asignado recientemente a una congregación de la Iglesia Unida Congregacional en el Sur de África. Los servicios de adoración se llevan a cabo en este idioma. He enfrentado gran dificultad para leer, aumentar mi vocabulario y tener la habilidad de conducir un servicio de adoración (de modo que las personas a quienes fui llamado a servir lo puedan entender). En ocasiones, me siento como que por cada tres pasos hacia adelante que doy, doy dos hacia atrás.

No importan las nubes de incertidumbre que me rodeen, éstas se levantan cuando dirijo un servicio de adoración en la aldea de Ramotswa, un pequeño pueblo, en un pequeño salón con 30 personas presentes. Al escuchar sus alabanzas al Señor por medio de los cánticos, danza y oraciones, estoy consiente de sus esperanzas y preocupaciones en las reuniones de la iglesia.

Aunque ésta es una congregación pequeña, tienen una tremenda esperanza anclada en Dios. Por un periodo de dos años, han construido un edificio nuevo para la iglesia. Aunque no han podido colocar el techo por razones financieras, han escogido mientras tanto, comenzar una nueva congregación en una aldea que está a unas 15 kilómetros de distancia. Tienen planes de levantar un edificio simple como lugar de adoración allí. Sí, me recuerdan que Jesús tiene un plan para cada uno de nosotros, aún cuando nosotros mismos no estemos seguros del mismo.

En esta época de esperanza y anticipación, oramos con la iglesia de Botswana mientras nos recuerda que su gran fe nos da la fuerza para compartirla con otros.

James y Jayanthi Wilson son misioneros en el "Kgolagano Theological College" en Gaborone, Botswana.  Jim sirve como instructor en el "Kgolagano Theological College".  Jayanthi sirve como bibliotecaria.

 

Make a gift for this Mission placement

comments powered by Disqus

Powered by Convio
nonprofit software